Sabemos que, para muchas personas, una de las tareas domésticas más tediosas es la de organizar los menús. Sobre todo si se tienen niños pequeños en casa ya que, en estos casos, hay que vigilar especialmente que lleven una alimentación sana que contribuya a su desarrollo.

Somos conscientes de que ir programando las comidas día a día no es operativo en la mayoría de los casos, teniendo en cuenta el acelerado ritmo de vida que muchas personas llevan. Por eso te queremos facilitar las cosas con nuestra comida casera a domicilio en Las Rozas. Lo que está claro es que, aunque contemos con un servicio como el nuestro para pedir comida casera, la organización de los menús es clave. Podemos planificar un menú semanal familiar con comidas que gusten a todos y que, además, sea equilibrado.

 

Ventajas de hacer un planning semanal

 

  • Ahorro de dinero: con Comer Comer optimizarás el gasto habitual que destinas a la comida. Olvídate de comprar más de lo que necesitas, de cocinar y de fregar. ¿El resultado? No desperdiciarás alimentos, no gastarás ni luz ni gas para cocinar ni tampoco tendrás que ocuparte de los platos al acabar.

 

  • Ahorro de tiempo: puedes disponer de nuestras comidas para llevar preparadas con antelación y listas para calentar. No perderás tiempo pensando en qué preparar y podrás dedicarlo a la familia o tus hobbies preferidos.

 

  • Mejorar la alimentación: muchas veces, cuando no se tiene tiempo, se acaba comiendo cualquier cosa. En muchas ocasiones comida rápida y nada saludable. Organizando los menús en nuestra web te asegurarás de disfrutar de comidas y cenas sanas y equilibradas.

 

 

¿Qué comidas incluir?

Para organizar el menú semanal equilibrado podemos basarnos en la pirámide de alimentos de la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria). Aparecen todos los grupos de alimentos y las cantidades que debemos tomar de cada uno. A no ser que tengamos alguna intolerancia o sigamos una dieta especial. Esto es lo que deberemos incluir a diario en nuestros menús:

 

  • Hidratos de carbono: pan, pasta, arroz, harinas, patatas y legumbres. Mejor la versión integral en caso de pasta y arroz.
  • Frutas: de 3 a 4 piezas al día y verduras de 2 a 3 porciones. En total han de sumar 5 raciones.
  • Lácteos: 2 o 3 veces al día. Mejor semidesnatados o bajos en grasas. Para los niños deben ser enteros.
  • Carnes blancas: como el pollo, el conejo y el pavo. Este grupo de proteínas tienes que consumirlo de 1 a 3 raciones a la semana.
  • Aceite de oliva: con moderación. Dos cucharadas soperas al día por persona son suficientes.

En el caso de las carnes rojas su consumo tiene que ser ocasional. Hemos de reducir su consumo a un máximo de 2-3 veces por semana. Si a esto sumamos la ingesta de verduras podemos ayudar a prevenir varias enfermedades. También tiene que ver con la prevención de la obesidad, enfermedades cardiovasculares y la estimulación del sistema inmune.

Según lo que acabamos de ver, basado en la pirámide nutricional, podemos organizar el menú de la semana de la siguiente forma:

 

  • Carne blanca: 3-4 raciones
  • Pescado: 3-4 raciones
  • Legumbres: 2 raciones
  • Pasta: 2 raciones
  • Arroz: 2 raciones

Con estas raciones ya puedes ir a nuestra carta y empezar con tu pedido. Organiza la semana de forma coherente. Por ejemplo, que no coincidan en el mismo día carne para comer y para cenar. Verás que la tarea es hasta divertida teniendo en cuenta todas las formas que hay de comer cada alimento:

 

  • Legumbres: lentejas estofadas, con verduras, en potaje, con marisco….
  • Carne: a la plancha, estofada, empanada, con pasta o arroz….
  • Pasta: en ensalada, con boloñesa, en lasaña, con carbonara….
  • Pescado: al horno, a la plancha, en salsa verde…
  • Arroz: paella, arroz a la cubana, risotto…

¡Qué aproveche!