Decíamos en post anteriores que nuestra comida casera a domicilio en Las Rozas es una opción muy a valorar por varias razones de peso. Para no desperdiciar alimentos, para no tener que ir a hacer la compra o para evitar meterse en la cocina tras largas jornadas de trabajo. Pero hay más razones. En una de ellas nos vamos a centrar en las siguientes líneas. Nos referimos a tener la certeza de que los más pequeños de la casa están bien alimentados gracias a nuestra comida casera.

Somos conscientes de que una de las principales preocupaciones de los padres y madres es que sus hijos coman bien, que reciban el aporte de nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo. Por eso, es clave comenzar a sentar las bases de una buena alimentación desde los primeros años de vida.

Los responsables de inculcar unos buenos hábitos alimenticios a los niños son las familias, apoyadas por el entorno educativo. Se trata de que, a futuro en la edad adulta, los pequeños sepan elegir por sí mismos los alimentos más saludables. Las preferencias alimentarias se adquieren muy pronto. Por eso, en cuanto sea posible hay que ofrecerles el máximo abanico posible de alimentos. Es posible que necesitemos darles a probar un alimento nuevo varias veces antes de que lo acepten.

 

Enseñar a los niños una alimentación saludable

El primer consejo puede parecer obvio, pero muchas veces lo pasamos por alto. Nos referimos a, siempre que sea posible, tratar de comer en familia para que los niños tomen nota de correctos hábitos nutricionales. Las comidas y cenas junto a padres, hermanos o abuelos animan a comer, a charlar, a aprender, a que los hijos interioricen y aprendan las costumbres alimenticias de casa. Eso sí, es fundamental predicar con el ejemplo y alimentarse de manera sana.

Otro consejo es invitar a los niños a participar en la organización de los menús de la semana. Si has echado ya un ojo a la web de Comer Comer, verás que es muy atractiva e intuitiva. Por eso, es sencilla de manejar para los más pequeños de la casa. Pueden navegar, rebuscar en nuestras propuestas y descubrir, por ejemplo diferentes maneras de disfrutar de la verdura o las legumbres. ¿Quién dice que a los niños no les gustan? Con nuestras recetas no solo las comerán, sino que ellos mismos te las pedirán. Por ejemplo, una crema vegetal o unas ricas lentejas estofadas.

 

comida casera a domicilio las rozas

 

Hacer de la comida algo divertido

Haciendo a los niños partícipes de la organización les enseñamos diferentes tipos de alimentos, los más y menos saludables, la importancia de los productos de temporada, etc. Participar les ayudará a tomar conciencia de la gran importancia de elegir los alimentos más saludables y del consumo responsable.

Con los más pequeños podemos, además, una vez que llegue el pedido de Comer Comer, colocar y enseñarles a conservar los alimentos. Haciéndolo todo ameno, será más fácil que prueben y consuman distintos tipos de alimentos.

No cabe duda de que, para muchos, la comida entra por los ojos. Por eso, un plato bien presentado y colorido será más apetecible. Para ello, nosotros combinamos distintos alimentos y colores en cada receta.

Otro consejo es respetar su apetito. Si un niño no tiene ganas de comer no podemos obligarle a terminar el plato. Hay que tener en cuenta su edad antes de poner la comida. Es preferible que coman menos, pero que lo hagan de manera equilibrada y saludable. Además, el momento de la comida debe ser de relax. Como consejo, prescinde de tablets, móviles y tele.

Comer sano no significa que de vez en cuando no se les pueda dar algún capricho como un postre azucarado o una pizza. Lo importante es sentar las bases de una dieta equilibrada y que los niños entiendan la necesidad de que gran parte de su alimentación sea saludable.