Sabemos que las personas que viven en Madrid raramente pueden ir a comer a casa al mediodía. Las largas distancias que separan las zonas residenciales de las de oficinas, los atascos, las prisas…. Todo eso hace misión imposible el poder sentarse delante de un plato en nuestra cocina en mitad de la jornada. Pero esto no quiere decir que no podamos comer bien. Nosotros damos la posibilidad a todas esas personas de pedir comida casera en Tres Cantos y que les llegue directamente a casa o a la oficina. En las siguientes líneas vemos unos consejos sobre cómo organizarnos y unas serie de propuestas para llevarte nuestras preparaciones al trabajo en tupper. 

Para hacer un alto en la jornada y dar un toque de alegría es imprescindible comer bien con un menú delicioso de comida a domicilio en Madrid. Animar los platos con salsas y aliños. Porque no, no tienen necesariamente que ser poco saludables. Nuestras elaboraciones solo usan ingredientes naturales y de temporada. Para dar un gusto al paladar a la vez que sabemos que estamos comiendo de forma saludable. Nuestras salsas son perfectas para aderezar ensaladas e incluso platos de pasta. 

Un consejo para no aburrirse comiendo en la oficina es jugar con el color en los platos. Apuesta por alimentos que abarquen una diversidad de tonalidades. De este modo, nos aseguramos de incorporar productos con variedad de nutrientes y beneficios.

Nuestros platos harán tu vida más cómoda y saludable. Seguro que sabes que hay platos que mejoran de un día para otro. Por ejemplo, los estofados, los potajes de legumbres y preparaciones como los escabeches adquieren su máximo sabor uno o dos días después de cocinarse. Por eso puedes hacer tu pedido y guardarlo sin miedo en la nevera para ir repartiendo los platos a lo largo de la semana. 

Vamos ya con nuestras 4 propuestas para comer bien de tupper en la oficina:

Ensalada de bacalao con tomate y aceitunas

Una opción ligera para comer en la oficina y seguir rindiendo por la tarde al máximo. Si hacemos jornada partida, hemos de evitar las comidas copiosas si no queremos padecer sopor durante la tarde. Esta es una gran alternativa para ello. Un plato ligero, 300 gramos de ensalada a base de tomate rojo, bacalao porcionado, aceituna verde laminada, aceite de oliva 0,4%, AOVE, perejil y ajo. Se puede tomar fría o templada tras calentala unos segundos en el microondas de la ofi. 

Crema de guisantes y jamón

Otro plato ideal para llevar en el tupper al trabajo. Son 250 gramos, la ración justa, de una crema que hará las delicias de todos los paladares. La puedes llevar de entrante o como plato único, en función del hambre que tengas o del desgaste energético que vayas a realizar durante tu jornada de trabajo. La hacemos a base de agua, guisantes congelados, patata (6%), nata líquida, cebolla, queso ahumado, puerro, zanahoria, jamón serrano, perejil, sal y pimienta molida negra

Solo 325 Kcal de sabor y energía para aguantar la tarde de trabajo en la oficina como campeones. 

Tortilla guisada con verduras frescas

Si quieres algo un poco más contundente te sugerimos esta tortilla. En Comer Comer la elaboramos con verduras y salsa de tomate casera. Para llevártela a cualquier sitio sin ningún problema. No solo a la ofi, sino también de picnic o a la playa. Solo son 372 Kcal así que luego te puedes permitir un postre. La preparamos con patata bien frita y jugosa, cuajada y una rica salsa de tomate. Se puede tomar fría o caliente.

Empanada casera de atún

Si eres de los que come delante de la pantalla, esto puede ser lo más cómodo. Son 300 gramos de una jugosa empanada de atún, hecha con una masa casera, y acompañada con pimiento y cebolla.

Una receta tradicional hecha con todo el mimo y cariño.